Nutrición

Beneficios de la Mantequilla

La mantequilla es un comestible frecuente en nuestra dieta. En España se emplea sobre todo para realizar productos de pastelería y postres mientras que en otros países se emplea para cocinar todo género de platos.

Pese a que se tiende a meditar que contiene muchas grasas y no hace bien a nuestro organismo, la mantequilla es muy nutritiva y aporta beneficios esenciales.

Su origen animal supone que su composición de grasas sobresaturadas sea el setenta por ciento , las monoinsaturadas el treinta y seis por ciento y un cuatro por ciento de poliinsaturadas. Contiene unos doscientos cincuenta miligramos de colesterol por cada cien g de mantequilla.

La mantequilla contiene vitamina D,  con lo que es muy ventajosa para la salud de nuestros huesos y la absorción del calcio. Tiene otras vitaminas liposolubles inherentes en la grasa como Vitamina A y Vitamina liposoluble E.

Entre sus propiedades, hay que resaltar que contiene una alta cantidad de sodio y es asimismo, uno de los comestibles con más yodo. Esto último contribuye a regular nuestro nivel de energía y el funcionamiento conveniente de las células. Además de esto, el yodo presente en la mantequilla ayuda a regular en una buena parte nuestro colesteroly robustece el pelo, la piel y las uñas.

Aunado a ello, el yodo tiene un papel esencial en la regulación hormonal de la tiroides. Por lo tanto, es básico para las mujeres embarazadas y lactantes. Otro de las ventajas del yodo es que contribuye al funcionamiento normal de la mayor parte de glándulas. Es esencial para el sistema inmunológico.

No obstante, conviene moderar el consumo de este alimento. No es un comestible aconsejable  para personas que desean proseguir una dieta para adelgazar. Tampoco es recomendable para personas con un nivel de colesterol alto en su sangre.

Las enfermedades relacionadas con tener al colesterol alto se deben al consumo en demasía de hidratos de carbono simples mas, aunque es cierto, en pequeñas cantidades es saludable y contribuye en verdad al desarrollo cerebral de los pequeños.

Fuente imagen thinkstock

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *