General

Causas del dolor de garganta

La llegada del frío y la sequedad en el entorno produce a menudo dolor de garganta. Es un malestar que afecta a bastantes personas y que en función de su intensidad, es mejor o bien peor su aguante.
Varios factores pueden provocar dolor de garganta. En primera instancia, hay que hacer referencia a un virus, que es el que acostumbra a provocar los constipados y mononucleosis. Asimismo las bacterias pueden generarlo, y acostumbran a provocar estreptococos (da fiebre reumática y puede dañar las válvulas cardiacas si no se trata de forma conveniente).

Otros motivos que acostumbran a relacionarse con el origen del dolor de garganta son: fumar, respirar aire polucionado, el consumo de alcohol, la fiebre del heno y las alergias a la caspa de las mascotas, al polen y al moho.

El dolor de garganta puede ocasionar enfermedades como amigdalitis. Es ocasionada por virus o bien bacterias y se conoce con este nombre pues es una inflamación de las amígdalas. Estas se encuentran en la parte trasera de la boca y a la vera de la garganta. Otras enfermedades que pueden ocasionar son faringitis por estreptococo y mononucleosis, infección provocada por el virus Epstein Barr.

Las inflamaciones más habituales del dolor de garganta son: las anginas rojas que se identifica por el color; y la blanca que tienen placas (puntos de color blanco) que pueden ser unas llagas que desaparecen en poquitos días.

Para determinar las causas del dolor de garganta, el médico puede efectuar un hisopado faucial. Es una prueba que puede resolverse en unas horas o bien puede tardar hasta siete días para buscar como es la bacteria que está causando los dolores. Cuando se dictamine qué bacteria es la responsable, se podrá tratar con el fármaco correspondiente.

Cuando el dolor es ocasionado por virus, los antibióticos no actúan sobre ellos puesto que los virus prosiguen su curso y desaparecen en unos diez días. En cambio, cuando el dolor es ocasionado por bacterias si que resulta conveniente ingerir antibióticos basados en la penicilina.

Fuente imagenThinkStock.

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *