General

Causas y tratamiento de la tendinitis de muñeca

La tendinitis de muñeca es una inflamación que se genera en los tendones. Estos últimos son tejidos resistentes y con aspecto de cordón que conectan con los músculos del hueso y dejan el movimiento de las articulaciones.

Latendinitis de muñeca afecta eminentemente a personas que efectúan movimientos repetitivos de las manos. Por poner un ejemplo,  es una lesión muy habitual entre los deportistas dedicados al baloncesto o bien al tenis debido a los múltiples giros de muñeca que efectúan. Mas asimismo pueden afectar a personas que trabajen con ordenadores o bien mismamente haciendo tareas en el hogar.

Son inflamaciones leves que provocan un dolor moderado de las que no hay que alarmarse a priori. Sin embargo, si se persiste con la actividad que provoca esta inflamación, puede generar molestias y desgarros en casos graves.

Entre las causas que generan la tendinitis de muñeca se destacan:

Posturas inapropiadas, movimientos repetitivos frecuentes en ciertas actividades laborales (lo que es conocido como micro traumatismos repetidos) o bien un trabajo físico intenso. Muy frecuentemente se genera por la reiteración de una técnica deportiva que se ha desarrollado de forma incorrecta.

La tendinitis se genera asimismo a consecuencia de una lesión traumática

Proceso degenerante tendinoso, asociado a la edad. El ligamento se desgasta con el paso del tiempo y pierde elasticidad provocando este género de inflamación

Los primordiales síntomas de esta clase de inflamación son dolor en la mano, hipersensibilidad y también hinchazón, entumecimiento, complejidad para mantener objetos o bien sensación de crujido cuando se dobla o bien se flexiona la articulación.

A la hora de tratar la tendinitis de muñeca, primeramente, el especialista efectúa un diagnóstico a través de una exploración física y tomando como referencia el dolor o bien hinchazón. Para reducir el dolor, los especialistas recomiendan:

-Tomar medicamentos que reduzcan la inflamación en el caso de que haya infección.

Realización de ejercicios específicos como masajes musculares, hidroterapia o bien ejercicios adaptados.

Masajes con hielo sobre el tendón de cinco minutos.

Descanso articular sin paralizar absolutamente la muñeca

Caso de que ninguna de estas técnicas sea eficaz se recurre a la cirugía,  si bien no es lo más frecuente.

Fuente imagen ThinkStock.

 

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *