Ginecología

Cautelas para eludir las infecciones vaginales

Las infecciones vaginales o bien vaginitis son inflamaciones de la vagina que crean una descarga, mal fragancia, irritación o bien picazón, y molestias normalmente, mas existen formas de eludir las infecciones vaginales, como son las siguientes:

-La manera más habitual de prevenir una infección vaginal es practicar una buena higiene, como sostener una limpieza conveniente tras mear o bien evacuar desde adelante cara atrás y asistirá a eludir la transferencia de diastasas y otras bacterias del recto a la vagina.

-Se deben evitar las duchas vaginales, puesto que pueden  ocasionar infecciones de hongos y evitar o bien limitar el número de productos de higiene íntima que emplean, puesto que  irritan la vagina y facilitan las infecciones, como los sprays, papel del váter perfumado, protectores diarios y tampones.

-Un entorno húmedo estimula el desarrollo de diastasas y otros hongos, con lo que las mujeres asimismo deben secar totalmente el área vaginal tras ducharse o bien nadar.

-La ropa holgada desanima el desarrollo de diastasas y otros agentes fúngicos,  y usar lencería de algodón asistirá a la zona vaginal a respirar y continuar libre de humedad.  La opción de no emplear lencería a lo largo de la noche al dormir asimismo es buena forma de prevenir las infecciones vaginales.

-La disminución de azúcar reduce el desarrollo de la diastasa en el cuerpo, y tomar youghourt y otros productos probióticos que poseen cultivos vivos de acidophilis lactobacilius, ayuda a sostener niveles saludables de diastasa.

-No toda la irritación vaginal es ocasionada por una infección, en tanto que las mujeres que han pasado la menopausia,  de manera frecuente pueden estar perjudicadas por una enfermedad llamada vaginitis atrófica; este trastorno se genera desde la falta de estimulación hormonal de los tejidos genitales. -Dado a que la vulva y la vagina se ven privados de estas hormonas, se vuelven más secos y se irritan con sencillez a lo largo de la actividad sexual. El inconveniente se puede solucionar sencillamente,  a través de el empleo de un gel lubricante o bien con una terapia de remplazo hormonal.

Fuente Imagen ThinkStock.

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *