¿Cuáles son las pruebas de la función tiroidea más esenciales?

La tiroideses la glándula profesora del metabolismo,  en forma de mariposa situada en el cuello. Cuando la tiroides no marcha, puede afectar todos y cada uno de los aspectos de la salud, singularmente al peso, depresión y los niveles de energía.

Las pruebas de sangre para medir la TSH,  T3 y T4 L. son las más utilizadas; para valorar la función tiroidea incluyen las siguientes:

 

 

Pruebas de TSH

La mejor forma de probar  la función tiroidea es medir el nivel de TSH en una muestra de sangre. Un nivel elevado de TSH señala que la glándula tiroides está fallando a raíz de un inconveniente que está afectando de manera directa la tiroides -hipotiroidismo primario-. La situación opuesta, en la que el nivel de TSH es bajo,  señala que la persona está generando demasiada hormona tiroidea –hipertiroidismo-.  

Pruebas T4L

La fracción de T4 libre es la más esencial para determinar de qué forma está marchando la tiroides. Las personas que tienen hipertiroidismo van a tener una T4L elevada;  al paso que los pacientes con hipotiroidismo tienen un nivel bajo de T4 libre. El descubrimiento de una elevación de la TSH y T4 libre baja  señala hipotiroidismo primario, una T4L baja y TSH baja  señala hipotiroidismo debido a un inconveniente relacionado con la glándula pituitaria. Una TSH baja, con una T4L elevada, señala hipertiroidismo.

Pruebas de T3

Las pruebas de T3 son de manera frecuente útiles para el diagnóstico y gravedad del hipertiroidismo, que aparecerá elevada.  La determinación de T3 pocas veces es útil en el paciente hipotiroideo, en tanto que es la última prueba que se vuelve anormal.  

Pruebas de anticuerpos de tiroides

En muchos pacientes con hipotiroidismo o bien hipertiroidismo, los linfocitos generan anticuerpos contra la tiroides que estimulan o bien dañan la glándula. 2 anticuerpos comunes que ocasionan inconvenientes de la tiroides están dirigidos contra proteínas de las células tiroideas: la peroxidasa tiroidea y la tiroglobulina; si son positivos en un paciente con hipotiroidismo, aparece un diagnóstico de la tiroiditis de Hashimoto y si el paciente sufre hipertiroidismo, el diagnóstico más probable es la enfermedad tiroidea autoinmune.

Tiroglobulina

Se usa con una mayor frecuencia en pacientes que han tenido cirugía por cáncer de tiroides con la intención de vigilar  al paciente, tras el tratamiento.   

Captación de yodo radiactivo

Al medir la cantidad de radioactividad que es absorbida por la glándula tiroides, los médicos pueden determinar si la glándula marcha con normalidad. Un RAIU muy alta se observa en individuos cuya glándula tiroides padece de hipertiroidismo, al paso que una baja captación de yodo se ve cuando la glándula tiroides presenta hipotiroidismo.

Fuente Imagen ThinkStock. 

 

 

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *