General

De qué manera advertir la hipocondría

La hipocondría es el temor o bien la preocupación excesiva de sufrir algún género de enfermedad. Todo ello parte de la interpretación personal de alguna señal en el cuerpo que lleve a ser causa de una enfermedad grave. Por poner un ejemplo, alertarse con la aparición de lunares, heridas pequeñas, toses, estornudos,  movimientos involuntarios o bien latidos del corazón.

La hipocondría es un trastorno que se asocia a la ansiedad.El hipocondríaco examina de forma pormenorizada sobre sus síntomas reales o bien imaginarios. El malestar que sufre es significativo, y afecta tanto a su vida laboral como personal. Su preocupación le lleva a interpretar que sufre de una enfermedad fatal, y que cada cambio que piensa que padece su organismo es síntoma de ello.

En general, el hipocondríaco se centra en hacer un discurso de la presunta enfermedad que cree padecer, describiendo cada síntoma con una enorme meticulosidad. El paciente no puede dejar a un lado estos pensamientos y estos son recurrentes, y en determinadas ocasiones apremiantes.

Su preocupación asimismo se extiende a las condiciones ambientales y a la nutrición como causas de hipotética enfermedad.

Para diagnosticar si una persona es hipocondríaca, la primera cosa que hay que hacer es asegurarse de que no sufre ninguna enfermedad física tal como comenta. Una vez descartado y en caso de que el paciente prosiga con angustia y con dudas sobre su estado de salud, es muy posible que padezca de un trastorno sicológico que debe ser foco de estudio. 

El hipocondríaco padece mucho en tanto que piensa que las sensaciones físicas que tiene son señal de enfermedad. Sin embargo es un médico el responsable de decirle que está sano y que esas sensaciones son “psicológicas” pese a que lo que siente la persona hipocondríaca es real. Esto es porque los procesos sicológicos tienen una realidad total en el cuerpo si bien no correspondan a una enfermedad física.

Fuente imagenThinkStock.

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *