Embarazo y Maternidad

Guía Para Un Embarazo Saludable

 

 

El embarazo puede ser extremadamente difícil por varias razones para algunas mujeres, mientras que puede ser una experiencia simple para otras. Independientemente del tipo de embarazo que tenga una mujer, elegir la ingestión de los alimentos correctos y realizar actividad física en forma regular puede ser beneficioso para ella y para su bebé. Esto no es solamente importante para un embarazo saludable, sino también para una experiencia post-parto saludable. Después de todo, continúas manteniendo tu salud y la de tu bebé por mucho tiempo después de dar a luz.

La alimentación y su efecto en la salud del bebé

Veamos cómo afecta lo que comes a la salud de tu bebé. En términos de ingestión de calorías, necesitas comer cerca de 300 calorías adicionales por día al tercer trimestre del embarazo. Sin embargo, probablemente comas más de esa cantidad, ya que la mujer promedio aumenta algo más de 13 kilos hacia el final del embarazo. Seguramente no deseas consumir cualquier tipo de calorías. Necesitas comer alimentos altamente nutritivos con solamente carbohidratos complejos, proteínas de planta y mucha fibra. Las frutas, las verduras y los granos integrales son la mejor forma de hacerlo. Deberías evitar el azúcar condensada y el azúcar simple, así como también alimentos con alto contenido de grasa animal. Comer bien también te ayudará a evitar o a aliviar enfermedades propias de tu estado, como por ejemplo malestar matinal, constipación, hemorroides, infecciones y fatiga.

Vitaminas y minerales durante el embarazo

¿Qué vitaminas incluye una dieta saludable de amplio alcance? La vitamina B, el folato y el ácido fólico son esenciales para un embarazo saludable. El propio desarrollo de los nervios y el cerebro de tu bebé requieren de estos nutrientes. De hecho, estos desarrollos principalmente tienen lugar en el primer mes de embarazo. Debido a que comúnmente es necesario este tiempo para que la mujer se dé cuenta de que está embarazada, las mujeres jóvenes activas sexualmente deberían tomar estos nutrientes en forma regular. Si tienes una alimentación balanceada que incluya granos integrales o granos fortificados, deberías estar ingiriendo al menos un poco de los 400mg de ácido fólico recomendado para todos los días. También obtendrás mucha cantidad de ácido fólico si ingieres verduras, cítricos y legumbres.

Es importante lograr un equilibrio apropiado de minerales, calcio y metales para un embarazo saludable. Esto asegura que tu bebé tenga huesos fuertes y flexibles. También favorece la circulación sanguínea y los niveles de oxígeno. Debes asegurarte de incluir suficiente hierro en tu alimentación diaria durante tu embarazo.

La importancia de la relajación y la actividad física

Existen muchos más elementos para un embarazo saludable que comer los alimentos correctos. También debes tener tiempo para ti. Tómate tu tiempo para descansar y relajarte. Esto te ayudará a sentirte mejor y también a tu bebé. Recuerda que durante tu embarazo tu bebé básicamente experimenta todo lo que te sucede, química y hormonalmente. Tu esposo y otros miembros de la familia deberían ayudar para aliviarte durante el embarazo.

En tus esfuerzos por lograr un buen descanso y tener todos los nutrientes, no descuides la actividad física. La actividad física durante el embarazo es muy necesaria para lograr un cuerpo saludable y un bebé saludable. Se descubrió que la falta de actividad física durante el embarazo puede causar partos prematuros. Sin embargo, deberías seguir las instrucciones de tu médico para realizar un programa de ejercicios adecuado para ti.

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *