General Neurología

Las jaquecas tienen un origen genético y desencadenante ambiental

La jaqueca afecta a un doce por ciento de la población, con una mayor incidencia entre las mujeres. Un cincuenta y ocho por ciento de los migrañosos presenta serias contrariedades para efectuar sus actividades al día y cumplir con sus responsabilidades, en verdad es una de las enfermedades más discapacitantes, conforme la OMS (OMS). Se trata de una enfermedad que tiene como primordial síntoma el dolor de cabeza, si bien a veces puede venir acompañado asimismo de náuseas, vómitos y también hipersensibilidad a la luz y ruidos. Se divide esencialmente en 2 tipos: sin aura (la más frecuente) y con aura.

No se conoce con precisión porqué una persona sufre jaqueca, mas siempre y en todo momento se ha pensado que tiene un origen genético, puesto que es frecuente que si alguien lo padece, ciertos de sus hijos asimismo. Este origen genético de la enfermedad se ha probado por vez primera por un nuevo estudio efectuado por estudiosos del Val de Hebron Instituto de Investigación (VHIR) y del departamento de Genética de la Universidad de Barna (UB).

Estas nuevas investigaciones han identificado por vez primera los cuatro genes que predisponen a padecer la jaqueca sin aura, que es la más frecuente. De esta forma, el setenta por ciento de los casos de jaqueca tendrían un origen genético, si bien serían factores ambientales como el agobio los que desencadenarían la crisis y los que determinan la frecuencia.

La investigación ha identificado los genes MEF2D, TGFBR2, PHACTR1 y ASTN2, que son los que patentiza la predisposición hereditaria a padecer la jaqueca sin aura.

Para efectuar el estudio se han analizado más de dos mil muestras de entre las cinco mil provenientes de pacientes con jaqueca y las siete mil de individuos sanos. De esta manera, se ha podido poner “nombre y apellido a estos genes” que predisponen a padecer esta enfermedad.

Este descubrimiento dejará conocer más sobre la fisiopatología de la jaqueca, que unido a los estudios que se están efectuando en neuroimagen y la investigación de los mecanismos moleculares, dejará desarrollar nuevos medicamentos considerablemente más eficaces. En la actualidad, se realizan otros tratamientos que dejan calmar las molestias que ocasionan las jaquecas. Uno de los que ha probado mayor eficiencia es el tratamiento con bótox en los pacientes que padecen jaqueca crónica cuando menos quince días por mes. El bótox se inyecta en pequeñas dosis en las zonas más sensibles a las jaquecas.

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *