Huesos Tratamientos

Plasma rico en factores de desarrollo para tratar la artrosis de rodilla

En España la artrosis de rodilla afecta a más de cuatro,5 millones de personas, conforme datos de la Sociedad De España de Reumatología. Además de esto, se calcula que su prevalencia va a aumentar en los próximos años. Esta enfermedad crónica se identifica por el deterioro progresivo del cartílago de las articulaciones, ocasionando dolor, rigidez y también incapacidad, como una progresiva deformación de la rodilla. El altísimo número de perjudicados, como el costo asociado-sanitario que supone todos los años (estimado en múltiples miles y miles de millones de euros), ha transformado a esta enfermedad en un problema sanitario de primer orden en este país.

Las infiltraciones de Endoret (PRGF) en la rodilla mejoran el ambiente biológico de los tejidos de esta articulación. Por medio de este tratamiento, se estimula las células de la articulación, consiguiendo que estas generen de forma natural una mayor cantidad de ácido hialurónico. Además de esto, reduce la inflamación y estimula la regeneración del tejido cartilaginoso.

Según el Dr. Víctor Vaquerizo García, estudioso primordial del estudio, “teniendo en cuenta los resultados logrados, no hay duda de que la aplicación de Endoret(PRGF) para el tratamiento de la artrosis de rodilla es una opción alternativa eficaz a corto y medio plazo”. El doctor del Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Centro de salud Universitario Príncipe de Asturias en Alcalá de Henares agrega además de esto que “si tenemos en consideración los efectos secundarios de los diferentes tratamientos existentes para la artrosis, y la duración del efecto de estos, podemos decir que Endoret (PRGF) es una clara opción de tratamiento en aquellos pacientes que no puedan continuar o bien no respondan a los tratamientos farmacológicos anteriores, como una vía eficaz para prosperar la calidad de vida de los pacientes con artrosis de rodilla”.

La conveniente aplicación de este fármaco supone una nueva opción alternativa terapéutica para los enfermos que padecen esta enfermedad, logrando frenar el desarrollo de la artrosis, mejorando la calidad de vida de miles y miles de pacientes y aportando una nueva y eficiente opción alternativa para encarar esta enfermedad por la parte de la comunidad sanitaria.

A este respecto, el Dr. Eduardo Anitua, directivo científico de BTI y coautor del estudio, apunta que “es preciso efectuar estudios costo-beneficio que permitan valorar a nivel económico la conveniencia del tratamiento con Endoret (PRGF) en un largo plazo, puesto que pensamos que al frenar y retrasar el desarrollo la artrosis, no solo mejoramos la situación del paciente, sino estamos retardando asimismo la necesidad de la implantación de una prótesis, con lo que lograríamos reducir enormemente el costo derivado de las dificultades de estas intervenciones y los futuros recambios”.

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *