Medicina natural

Propiedades curativas del Eneldo

El eneldo es una yerba famosa por su aroma propio y, en menor medida, por sus muchas propiedades medicinales. Esta planta es originaria de la India y Asia Sur-Oriental.

Puede lograr  una altura máxima de hasta uno con treinta metros; las hojas de eneldo tienen un verde finísimo y obscuro y generan unas frutas pequeñas, de unos cinco mm y de color cobrizo. Las semillas asimismo tienen propiedades medicinales. El empleo de esta planta es culinario, pero asimismo poseepropiedades curativas.

Una de las efectos medicinales más esenciales del eneldo,  es su poder para estimular la secreción, realmente útil contra la flatulencia y los gases. Se aconseja del mismo modo en los casos de flatulencia, espasmos gastrointestinales y cólicos menstruales como asimismo en quemaduras, ulceraciones de la piel y un poder antiséptico excelente. El eneldo está compuesto de aceites esenciales, ricos en substancias que facilitan abundantes casos de inconvenientes digestibles.

Las semillas de eneldo son asimismo buenísimas para empleo externo; tiene un efecto de ablandamiento cuando se aplica sobre quemaduras y ampollas. Asienta el estómago, estimula el apetito y calma los cólicos; es útil para las madres lactantes, en tanto que estimula el flujo de leche y calma la congestión del pecho. Es antiemética -impiden vómitos y naúseas-, antiespasmódica -relajante muscular-, carminativa -favorece la expulsión de gases-y galactogoga -estimulan la producción de leche-.

De las semillas de esta planta se extrae un aceite esencial, que se usa en el tratamiento de la flatulencia, cólicos en los niños, halitosis, insomnio, indigestión, hipo y molestias estomacales,  entre otras muchas.
Las semillas de eneldo y su aceite esencial se han probado por su eficiencia en el tratamiento de enfermedades infantiles y además de esto tiene la capacitad de bajar los niveles de glucosa y normalizar los niveles de insulina en el cuerpo. Trata las deficiencias del hígado, catarro bronquial, congestión; ayuda en la función pancreática y estados de apatía general.

Fuente Imagen: nkzs/sxc.hu

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *