Psiquiatría

Síntomas de la Depresión

Tanto la tristeza como la melancolía aparecen en algún instante de la vida de las personas. Es algo totalmente natural mas si el estado anímico de un individuo padece un sentimiento de tristeza tanto prolongada en el tiempo como severa, y afecta a sus relaciones con el resto, con el trabajo o bien con encarar el cada día, entonces es la enfermedad de la depresión. 

Los síntomas más comunes de la depresión son los siguientes:

-Una invasión de tristeza a lo largo de la mayoría del día y a lo largo de prácticamente todos los días. El propio sujeto o bien el resto de los individuos pueden darse cuenta de ellos. Quien padece depresión no halla motivaciones en lo que efectúa y padece inquietud.

-La ansiedad y la sofocación son muy frecuentes. Si la ansiedad prima, entonces hablamos de una depresión deseosa. Al paso que si prevalece la inhibición es una depresión inhibida y quienes la sufren son personas malhumoradas, irritables o bien violentas.

-Inapetencia o bien pérdida de ganas por efectuar las actividades diarias. Asimismo es usual la pérdida de placer sexual. En el caso del hombre se puede llegar a la impotencia y, en la mujer, la frigidez.

-Trastornos en la alimentación. Pérdida de hambre lo que acarrea una pérdida de peso sin hacer ninguna dieta o bien, al contrario, un aumento de peso puesto que se consumen más comestibles para aliviar la ansiedad.

 -La perturbación de sueño que se traduce en insomnio,  en tanto que al paciente le cuesta dormir o bien, en ciertos casos, en hipersomnia (dormir mucho).

-Falta de energía durante la mayoría del día.

-Subestimarse o bien sentimientos de inutilidad excesos y también inadecuados. Brotan ideas pesimistas y fuertes sentimientos de culpa o bien obsesiones. Además de esto, el paciente puede padecer ataques de lloro por motivos insignificantes y le resulta bien difícil tomar resoluciones.

-Inconvenientes para conseguir concentrarse o bien para meditar. El pensamiento prosigue un curso lento y la memoria se desgasta.

-Perturbaciones somáticas como dolores crónicos, errantes y sudoración nocturna.

-Pensamientos recurrentes de muerte o bien un plan concreto para suicidarse.

Fuente imagenthinkstock.

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *