Especiales General

Síntomas de la úlcera de duodeno

La relevancia del duodeno viene dada pues se hace cargo de la humillación de los comestibles y absorción de los nutrientes. Cuando los comestibles se han conjuntado con el ácido gástrico, descienden hasta el duodeno, en donde se mezclan con la bilis y los jugos digestibles. En el duodeno empieza la absorción de vitaminas, minerales y el resto de nutrientes, de ahí la relevancia de su cuidado y de prestarle la debida atención.

Al igual que el resto de nuestro cuerpo, es susceptible de padecer y sufrir diferentes enfermedades, con lo que es esencial conocer los síntomas que nos pueden hacer sospechar que padecemos de una úlcera duodenal. En ciertos casos la úlcera duodenal se manifiesta de forma asintomática. Hay que preguntar al médico si se presenta algo uno o bien múltiples de los próximos síntomas:

– El síntoma más propio es el dolor abdominal, que se acostumbra a ser agudo, del tipo ardor o bien quemazón. Acostumbra a surgir a las pocas horas de haber ingerido comida y se calma comiendo o bien con el consumo de antiácidos. Empeora en el ayuno y en la madrugada mientras que se duerme. El dolor se puede intercalar con temporadas en las que no se manifiesta.

– Náuseas y vómitos.

– Pirosis o bien sensación de quemazón en el esófago.

– Acidez.

– Pérdida de peso.

– Distensión abdominal y cambios en el hábito intestinal.

– Palidez cutánea.

– En ciertos casos la úlcera puede perforar la pared del duodeno y penetrar en órganos cercanos como el páncreas, hígado, colon, epiplón y vía biliar. En estos casos, se presenta un dolor abdominal de gran intensidad, súbito y que viene seguido de peritonitis, hipotensión y shock.

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *