General

Síntomas y tratamientos de los cólicos renales

El cólico nefrítico es el dolor que se genera por la existencia de un cálculo biliar o bien otra presencia como un coágulo, en el conducto que va desde los riñones hasta la uretra, en la vía urinaria. El dolor que provoca en los enfermos es muy agudo y fuerte.

El cólico empieza con un dolor agudo en el costado, por la zona donde se sitúan los riñones y más tarde baja cara la zona de los testí­culos en el caso de los hombres y de la vejiga en el de las mujeres.

Pueden presentarse sí­ntomas como sangre en la orina, incremento de la frecuencia en que se orina o dolor y escozor en el momento de mear.

Cuando se produce un cólico de esta clase lo normal es que el paciente lo padece a lo largo de un periodo de tiempo que pude llevar de unos pocos minutos a horas. El paciente acostumbra a expulsar parte del cálculo biliar o bien todo, si tiene suerte, en forma de arenilla mientras que orina. Asimismo puede suceder que la expulsión sea considerablemente más sólida.

Lo primero que se hace para tratar esta clase de cólicos es aliviar el dolor del paciente, puesto que este es realmente fuerte y acostumbra a provocarle muchos trastornos. A los pacientes se les aplican analgésicos para supervisar el dolor.

Una vez esté bajo control, el propósito es, como ya hemos dicho, la expulsión del cálculo biliar. Para esto,  una de las necesidades que se deben cubrir,  es la correcta hidratación. Se pretende que el paciente tome muchos líquidos con la intención de que pueda quitar el cálculo por medio de la orina. Asimismo se aplican anti-inflamatorios para eludir que se contraiga la pared de la uretra.

En dependencia de la gravedad y de las peculiaridades del paciente, este puede continuar ingresado hasta el momento en que expulse totalmente el cálculo biliar.

Fuente Imagen USPhospitales/Flickr

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *